Skip to main content

Durante el fin de semana de Pentecostés las fraternidades de las Asambleas de Dios de España se unieron en una serie de eventos especiales para celebrar esta festividad que recuerda el derramamiento del Espíritu Santo y el comienzo de la Iglesia. Desde Andalucía hasta Cataluña, pasando por Aragón, Valencia y Castellón, y Madrid, miles de creyentes se congregaron para conmemorar esta fecha tan significativa en la vida de la iglesia pentecostal. La diversidad de actividades y la colaboración entre iglesias destacaron el espíritu de unidad que tanto énfasis está teniendo desde nuestro pasado congreso en Gandía.

Andalucía: Unidad en Diversidad

En Andalucía, la celebración tuvo lugar en Sevilla, en la Iglesia Manantial de Vida, y reunió a las dos áreas de la fraternidad, Andalucía Occidental y Oriental. Desde la organización del evento nos cuentan que más de 850 personas, sin contar a los niños, participaron en este evento que marcó un hito en la colaboración entre generaciones y regiones.

La jornada comenzó con el testimonio del pastor Francisco Moreno de Antequera, quien compartió su experiencia de sanidad durante el Congreso Mundial en Madrid, inspirando a los presentes a confiar en el poder milagroso de Dios. A continuación, se desarrolló un coloquio sobre la relevancia de la pentecostalidad hoy en día, seguido por una plenaria a cargo del pastor Timo Anzalone, quien enfatizó la importancia de la llenura del Espíritu Santo para influenciar la sociedad y cumplir la misión encomendada por Jesús.

La tarde continuó con un tiempo de alabanza, liderado por el grupo de la Iglesia El Sembrador, y culminó con un mensaje desafiante del pastor Ricardo Solano de México, quien instó a los cristianos a ser «antifrágiles», enfrentando y transformando el mundo con la fuerza del Espíritu Santo.

Aragón: Evangelización en Movimiento

En Zaragoza, la Fraternidad de Aragón celebró el Pentecostés con una marcha desde el Parque “Labordeta” hasta la Plaza del Pilar. Reyes Escobar, coordinadora de la fraternidad, relata que los participantes entonaron cánticos y oraciones mientras avanzaban, llevando el mensaje de Jesús a las calles de la ciudad.

Al llegar a la Plaza del Pilar, la comunidad se involucró en diversas actividades evangelísticas, incluyendo testimonios de fe, predicaciones dirigidas a los no cristianos, bailes y tiempos de oración por la ciudad. Este evento no solo fue un tiempo de fiesta y bendición, sino también una demostración del compromiso de la fraternidad con la evangelización activa y visible.

Cataluña y Baleares: Jesús, Nuestra Esperanza

La Fraternidad de Cataluña y Baleares organizó un evento que resaltó la colaboración entre iglesias y la unidad en la diversidad. Tres iglesias de ADE – Manantial de Vida, Gran Cosecha y Misión Evangélica Cataluña – lideraron la organización, aunque muchas otras congregaciones se sumaron a la celebración. Fran Cegarra, presidente de la Asociación Evangélica de Iglesias de Sabadell también colaboró activamente en la organización de esta actividad.

El evento, centrado en el lema «Jesús, nuestra esperanza», incluyó tiempos de alabanza, testimonios, predicaciones y seminarios, todos diseñados para fortalecer la fe y la comunión entre los asistentes. Eric Rey, quien estuvo a cargo del mensaje de la tarde, destacó la esperanza única que es Jesús, ofreciendo un mensaje inspirador a todos los presentes.

El 18 de mayo, en Sabadell, la celebración comenzó a las 11:00 de la mañana con la predicación del evangelio en 12 puntos diferentes de la ciudad, coordinada por las congregaciones locales y visitantes. A las 16:00, más de 3.000 personas participaron en la «Marcha por Jesús» bajo el lema «Jesús, nuestra esperanza». La marcha culminó en el parque principal de la ciudad, donde se llevó a cabo el evento final, que contó con la presencia de autoridades municipales. El evento incluyó alabanza, predicación del evangelio y diversas participaciones, destacando la unidad de misión que llenó de evangelio la ciudad de Sabadell.

Valencia y Castellón: Un Encuentro de Comunión y Evangelización

La Fraternidad de Valencia y Castellón celebró su primer encuentro conjunto de Pentecostés el sábado 18 de mayo, organizado por las iglesias de Castellón. Josué Pena, coordinador de la fraternidad, relata que el evento comenzó a las 11:30 de la mañana en el Parque Ribalta, donde alrededor de 80 personas de diferentes iglesias se reunieron para evangelizar y repartir tratados, haciendo contactos con personas interesadas en asistir a las iglesias de la zona.

Tras finalizar la evangelización, el grupo se trasladó al Pinar del Grao, cerca del puerto de Castellón, donde ya se estaba preparando una barbacoa conjunta. Cerca de 250 personas se unieron para compartir una comida y disfrutar de un tiempo de comunión. Posteriormente, aproximadamente 400 personas se congregaron en un anfiteatro cercano para un servicio especial de Pentecostés.

El pastor invitado, Óscar Mamaní, de la Iglesia Templo Cristiano La Hermosa de Castellón, compartió un mensaje que animó y edificó a todos los presentes. Su palabra fue también un testimonio para aquellos que estaban disfrutando del día en el Pinar, transmitiendo el mensaje de que Cristo es la salvación del mundo y que al entregarse a Él, pueden convertirse en nuevas criaturas. El evento finalizó con un ambiente de alegría y satisfacción, destacando el mover del Espíritu y la koinonía entre los hermanos de las diferentes iglesias de la fraternidad.

Zona Centro: Unánimes en Oración y Alabanza

La Fraternidad de la Zona Centro celebró Pentecostés el sábado 16 de mayo en el Auditorio Betel. Los asistentes describieron el evento como “impactante”, con la asistencia de cerca de 1.000 personas de diversas iglesias de la zona.

El evento comenzó a las 19:00 con tiempos de adoración y alabanza, seguido por la ministración del pastor Juan Carlos Escobar. Su mensaje sobre la necesidad de mantener el fuego del Espíritu Santo en nuestras vidas resonó fuertemente entre los presentes. La presencia de Dios se manifestó de manera poderosa, llenando a muchos con el Espíritu Santo, renovando y fortaleciendo a otros, y llevando a varias personas a entregarse a Jesús por primera vez.

El lema del evento, «Unánimes», reflejó la importancia de la unidad en la iglesia para experimentar un avivamiento y un nuevo Pentecostés en nuestros días. A pesar del problema del aforo, que resultó pequeño para la gran asistencia, el evento fue una muestra de crecimiento y fortaleza para la fraternidad en la Zona Centro.

Entendiendo Pentecostés a través de la unidad.

Los eventos de Pentecostés en nuestras fraternidades destacaron la capacidad de las Asambleas de Dios de España para trabajar juntas y celebrar su identidad de manera unida. La colaboración entre iglesias y generaciones, así como el enfoque en la evangelización y el fortalecimiento de la fe, fueron temas recurrentes en todas las celebraciones.

Estos eventos no solo sirvieron para conmemorar el Pentecostés, sino también para reforzar la unidad entre las iglesias y ministerios, demostrando que, a pesar de las diferencias regionales, hay una unidad subyacente en la fe y la misión de las Asambleas de Dios. Gracias a esta celebración, los asistentes salieron inspirados y fortalecidos, con una visión renovada y un compromiso reforzado para seguir adelante en su caminar cristiano.