Un nuevo medio de comunicación con 50 años de experiencia.

Aquellos que tuvimos el privilegio de crecer dentro de alguna de las Iglesias de las Asambleas de Dios durante lo que podríamos llamar la “era pre-digital” recordamos con cariño una serie de publicaciones que, periódicamente, hacían su aparición en paquetes perfectamente atados con  un cordel de yute imposible de cortar con nuestras pequeñas manos por mucho empeño que pusiéramos en ello. Esas publicaciones eran ojeadas rápidamente y con gran entusiasmo por los hermanos de la congregación que buscaban entre sus noticias y artículos alguna referencia a los últimos acontecimientos de las diferentes iglesias locales. Muchos eran los que coleccionaban las diferentes ediciones y los ejemplares que sobraban pasaban a formar parte de la librería de la Iglesia estableciendo así una especie de enciclopedia histórica de las Asambleas de Dios. El nombre de aquella publicación, como algunos ya habrán deducido, era “Revista evangélica, FIEL”.

No nos atañe a nosotros detallar la historia detrás de la fundación y crecimiento de esta publicación histórica de ADE porque es indudable que ese honor le corresponde a D. José Palma, uno de los ministros fundadores de las Asambleas de Dios de España, que en 1973 tomó la iniciativa, no solo de formalizar ante las autoridades competentes el establecimiento de la “Empresa Periodística nº 2.317” si no que se ocupó de dirigir, maquetar, imprimir y distribuir un proyecto editorial que en su edición nº 30 llevó a imprenta 12.000 ejemplares. 

Tampoco tendríamos la capacidad de narrar la cronología del proyecto editorial que surgió años después y que llenó de fotos y color la información relativa a nuestros departamentos, misioneros, congresos, junta ejecutiva, etc. Era el año 2005, época de los primeros teléfonos móviles con cámara y de “zumbidos” de Windows Messenger cuando nuestro hermano Johan Carlsen tomó la dirección del boletín llamado “Kerygma“ que periódicamente se ocupaba de compilar la información y la opinión de todo un movimiento que había crecido de manera exponencial y que entonces comenzábamos a denominar como FADE. Posteriormente, la dirección pasó a manos de Raul Walls que con una visión preclara, fue sentando las bases de lo que entendía que debía ser el futuro de la comunicación de ADE a través de nuestra primera plataforma online de información.

Lo que sí nos compete, ahora que celebramos 60 años como denominación establecida en España, es el desafío de recuperar la esencia de un medio de comunicación que sirva como lugar de encuentro para toda la familia de las Asambleas de Dios. Un medio de comunicación que sea un fiel reflejo de lo que somos, lo que creemos y lo que hacemos. Un medio de comunicación revitalizado, con capacidad de adaptarse y crecer para alcanzar a todas las generaciones que conforman nuestro movimiento y, especialmente, a aquella que ya está tomando la alternativa en muchos aspectos y que necesita un espacio en el que exponer su creatividad y su opinión.

Es por este motivo que desde el Gabinete de Comunicación, bajo la dirección del Consejo Ejecutivo, hemos hecho un esfuerzo en diseñar y publicar lo que de podríamos denominar como un “portal de comunicación de las Asambleas de Dios”. Un portal en el que ministerios de ADE de distintas generaciones y contextos nos trasladan su opinión y su análisis de diferentes aspectos de la vida cristiana. Un portal en el que, por supuesto, encontrarás noticias acerca de los acontecimientos que afectan a nuestro movimiento y en el que también hay espacio para que departamentos, fraternidades e iglesias nos trasladen las crónicas de los eventos mas relevantes.

Sin embargo lo mas destacable del proyecto es su capacidad para crecer. Hemos creado este medio con la idea de que sirva como elemento unificador de las diferentes iniciativas de comunicación de las Asambleas de Dios. Al convertir este portal en nuestro principal medio de información logramos que en un mismo espacio confluyan proyectos de diferentes departamentos y ministerios, ampliando y fidelizando a la audiencia y abriendo espacios para propuestas de muy diversa índole que puedan dar un valor añadido al todo el conjunto. Es este espíritu de colaboración, creatividad y reflexión el que buscamos con esta iniciativa  y es por este motivo por el que llegamos a la conclusión que el nombre que mejor define lo que somos y lo que queremos ser es FIEL. Un medio de comunicación totalmente nuevo pero con 50 años de experiencia.