Skip to main content

El 30 de octubre del presente año se celebró la Jornada Nacional de Educación Cristiana por parte del Departamento de Educación Cristiana de las Asambleas de Dios (DENEC) en formato virtual con más de 250 participantes inscritos bajo el título: Educación Radical – 2K33.

La jornada tuvo una triple ocasión y razón de ser que detallamos brevemente:

Primero, poner en valor la importancia de una enseñanza cristiana clara, precisa, entendible y valiente en medio de una sociedad líquida sumida en el caos y confusión del ‘todo vale y todo es relativo’ según la autopercepción de cada uno. De ahí, el lema radical en cuanto a la claridad y valentía de nuestro mensaje como creyentes.

Segundo, ahondar en la raíz de nuestras creencias arraigadas en la Palabra de Dios como norma infalible de nuestra fe (lo que creemos) y conducta (lo que hacemos). La educación que hemos recibido y la enseñanza que transmitimos no surge de nuestra autopercepción o propio razonamiento sino de la revelación de Dios que es la Biblia y es ahí también que debemos ser muy radicales. Radicalidad que apunta a la raíz, fuente y origen de nuestra doctrina, enseñanza y educación.

Y, en tercer lugar, la necesidad de proyectarse hacia los próximos años y generaciones. Como educadores y mentores cristianos estamos llamados a dejar una huella de impacto en el presente y un legado para el futuro en las vidas que nos rodean. Y lo anterior, no se logra sin buenas raíces que provean alimento al organismo para dar fruto.

Lo anterior, enlaza con la parte final del lema: 2K33. En el año 2033 se celebrará los dos mil años de la resurrección de Cristo, el nacimiento de la iglesia y el derramamiento del Espíritu Santo sobre los creyentes.

Como Departamento nos unimos desde ahora en la fase de sensibilización abrazando la causa y razón de ser de nuestra existencia actual y futura que se resume en esta afirmación: Su mandato, nuestra misión.

Además, y como grandísimo valor añadido, la jornada que contó con la colaboración de 5 ponentes que abordaron temas tan relevantes como son la identidad, el liderazgo, la misión, la estructura y los medios de comunicación.

Juan Carlos Melo, director Global de CEPI, la Comisión Estratégica de Plantación de Iglesias de la Fraternidad Hispana Mundial de Asambleas de Dios, nos recordó que la educación y formación en el liderazgo no es algo opcional sino esencial para el ejercicio de su labor. “Los líderes cristianos deben estar tanto formados y como informados de manera adecuada y correcta,” afirmó en su exposición.

Por su parte, Jesús Caramés, Rector del CSTAD (Centro Superior de Teología de las Asambleas de Dios), puso sobre la mesa la necesidad de una buena estructura si en verdad, deseamos ver buenos resultados educativos. En su participación declaró que “una buena estructura incluye y toma en cuenta la planificación, objetivos, metodología, audiencia, recursos y espacios sin olvidar que el docente es la clave que sustenta y da sentido a la estructura”.

En cuanto a la misión y su relación con la educación, Giovani Pelayo, experto en planificación en varias organizaciones y desarrollador en el Departamento de Desarrollo Organizacional de la Alianza Global Wycliffe, América, reflexionó sobre la importancia de definir certeramente la esencia de la misión y aportó 8 propuestas revitalizadoras para llevar a cabo la misión de la iglesia. “Debemos ser instruidos y educados para esta labor de multiplicación que forma parte de nuestro ADN como iglesia,” enfatizó en su ponencia.

El Gabinete de Comunicación de ADE nos inspiró y desafió de manera muy creativa, por medio de un video, a abrazar la adaptabilidad y encontrar nuevas maneras de comunicar y enseñar las verdades encontradas en la Palabra de Dios, tal y como lo hizo Cristo en su día.

Para finalizar, Juan Carlos Escobar, presidente de las Asambleas de Dios de España y miembro del Consejo de la WAGF, nos animó y exhortó a guardar nuestra identidad de manera radical en términos de determinación y orígenes. Nuestra identidad nos proporciona esos rasgos distintivos que nos distinguen del resto y nos hacen únicos. Nos exhortó a“enseñar y transmitir que nuestra identidad se fundamenta en ser hijos de Dios para ser como Cristo y llevar a cabo su obra, y para este fin, la figura del maestro es fundamental”.

Agradecemos, en todo, a Dios por la oportunidad de llevar a cabo la Jornada de Educación Cristiana y a cada uno de los inscritos que hicieron posible este evento con su presencia.

Confiamos plenamente en la Palabra de Dios a través del apóstol Pablo a Timoteo que dice:

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.

Así sea.

ADE

Un clamor unido desde cada rincón de España

Redacción FIEL29 de abril de 2024
ADE

Viajes Misioneros

Redacción FIEL28 de abril de 2024
Eventos

Estrés y síndrome del Burnout

Redacción FIEL15 de abril de 2024